Fotografía: Diego Padgurschi

Luiz Felipe Scolari

Palmeiras, 2018-Presente

“Lucha por tu objetivo y trabaja duro para conseguirlo. Ese es mi consejo para todo el mundo”

“He trabajado en siete países. Trabajé en los mejores equipos y selecciones. Soy muy respetado. No daría otro consejo que el de seguir tu instinto”, cuenta a The Coaches’ Voice el laureado técnico brasileño Luiz Felipe Scolari al repasar su dilatada carrera como entrenador que comenzó en 1982.

Especialmente recordado por haber llevado a la selección brasileña a la conquista del Mundial de 2002, Scolari destaca en la entrevista el aspecto comunicacional de su rol como técnico.

“Yo siempre intento transmitir cómo me gusta trabajar y transmitir autenticidad a los jugadores al hablar con ellos. Intento dialogar de una forma en la que ellos sientan que lo que les estoy diciendo es una verdad mía. Puede que no todos estén de acuerdo con esto, pero es una verdad mía y me gustaría que así fuera”.

Al hablar de sus mayores influencias, Scolari se refiere al escocés Sir Alex Ferguson, apuntando que esas enseñanzas la aplica en su trabajo actual con el Palmeiras.

“Como soy un discípulo y aprendí algunas cosas, por ejemplo, con Ferguson, yo delego en las personas que trabajan conmigo y les doy algo más de libertad para que ellos dirijan el entrenamiento o dirijan los equipos hasta un punto determinado, donde yo ya me encargo”.

Luiz Felipe Scolari

Vanderlei Luxemburgo

El reloj de arena del Madrid

Vanderlei Luxemburgo relata su experiencia en el Real Madrid al frente de 'Los Galácticos'. Una etapa profesional marcada por  la falta de tiempo desde el propio inusual primer partido.

Oxígeno para mi carrera

Una llamada cambió la vida de Vadao. Fue en 2014, cuando la Confederación Brasileña de Fútbol le ofreció el puesto de seleccionador del equipo femenino. En su segunda etapa en la Selecao, el entrenador brasileño aspira a ganar el Mundial de Francia 2019.
Jair Ventura

En el nombre del padre

Hijo del mítico Jairzinho, campeón del mundo con Brasil en 1970, Jair Ventura ha conseguido trazar su propia identidad como entrenador desde el más profundo orgullo y admiración a su progenitor.