Getty Images

Fede Valverde

Real Madrid, 2018-Presente

El Perfil:

Federico Valverde nació en Montevideo, Uruguay, el 22 de julio de 1998. Se incorporó a las filas de Peñarol a los 13 años de edad y comenzó su camino en la selección de Uruguay en la Sub-15, destacando especialmente en el campeonato sudamericano Sub-17 disputado en Paraguay, una actuación que lo situó en el punto de mira de muchos equipos europeos.

En la temporada 2015/2016 ya jugó con el primer equipo de Peñarol algunos partidos, convirtiéndose en campeón del Torneo Apertura antes de hacer la maleta hacia el Real Madrid en la 2016/2017. Se incorporó en las filas del segundo equipo blanco, siendo un hombre importante en el club entrenado por Santiago Solari.

La siguiente campaña el Madrid lo cedió al Deportivo de La Coruña para que ganara experiencia en la máxima categoría española disputando 24 partidos en La Liga a la edad de 19 años y dejando muy buenas sensaciones. A partir de la temporada 2018-2019 debutó en las filas del Real Madrid y con solo 21 años actualmente es un jugador fundamental para el equipo de Zinedine Zidane.

Análisis táctico:

La polivalencia es su principal virtud, pudiendo jugar en todas las posiciones interiores en los dos diferentes esquemas de Zidane. En el 4-3-3 actúa en la posición de volante por delante de Casemiro y junto a Toni Kroos o Luka Modric, y generalmente en banda derecha en el 4-4-2. Una posición en la que ayuda al centro del campo y los costados y, pese a no ser un jugador periférico, atreviéndose también a llegar por banda.

En ambas posiciones puede interpretar un perfil más bien defensivo o llegar incluso a actuar de media punta. Y lo hace gracias a su gran capacidad de sacrificio, que le permite abarcar mucho campo por lo que es difícil que su equipo pierda la batalla del centro del terreno de juego con él en el once.

En el plano ofensivo, Valverde es un jugador que trata de no arriesgar mucho con balón -no abusa de los cambios de juego-, dando prioridad a los pases de seguridad. A la hora de garantizar la conservación del balón utiliza tres recursos diferentes para superar líneas de presión: filtrando pases él mismo con un poderoso y preciso envío (abajo), conducciones entre rivales con su cambio de ritmo y velocidad o apareciendo en el espacio a la espalda de la presión identificándose como receptor.

Es en ese último apunte como receptor donde aparece su capacidad de perfilar. Pese a su juventud es capaz de recibir el balón con la orientación corporal correcta, realizando el control con la pierna alejada a su marca y protegiéndolo con el cuerpo (interponiéndolo entre el rival y el balón) lo que le hace una opción segura cuando tiene el espacio y el tiempo suficiente para girar y recibir en ventaja.

Rol en el Real Madrid:

Con balón es un jugador claramente diestro que, aunque no se prodiga mucho en habilidades más creativas, también se maneja bien con la pierna izquierda con bastante seguridad. Cuando juega en el flanco derecho dentro del sistema 4-4-2 es posible verlo recorrer la banda con su gran zancada, llegando a los últimos metros para poner un centro al área (abajo).

En esas situaciones opta por un golpeo fuerte y a media altura a la frontal del área pequeña, donde genera mucha confusión entre portero y defensa rival -ahí cualquier contacto puede introducir el balón dentro-. Cuando juega por banda añade el recurso del desmarque de ruptura por dentro, realizando desdoblamiento con su lateral para atacar el espacio entre central y lateral rival, donde al equipo contrario se le hace muy difícil de defender.

En transiciones ofensivas rápidas es capaz de lanzar el contragolpe mediante paredes con sus compañeros cercanos y salir en conducción dejando atrás a rivales con cambios de ritmo. En este Madrid de Zidane es importante mantener siempre viva la opción de contraataque y Valverde es uno de los futbolistas capaces de avivar esa llama.

Sin balón, y continuando en la parcela ofensiva, su movimiento preferido es el desmarque de apoyo desde posiciones avanzadas para ofrecer una nueva línea de pase (abajo), donde – tanto si el rival le sigue como si no – es capaz de recibir con garantías y dar continuidad a la jugada.

En la salida de balón, suele ser Toni Kroos el que se mete entre los centrales o cerca de Casemiro para iniciar desde atrás. No obstante, Valverde está capacitado para actuar en todas las fases del juego: inicio, creación y finalización, siendo esta última donde parece sentirse más cómodo.

En zona de finalización suele acompañar la jugada desde atrás, siempre dando continuidad, y de igual manera estando cerca del balón en caso de pérdida para apoyar en la recuperación. Una virtud que aporta un equilibrio esencial a su equipo en todas las zonas del campo, favoreciendo la ocupación racional del terreno de juego de sus compañeros.

En la parcela defensiva, Valverde destaca por su físico, su inteligencia táctica, su compromiso, sus capacidades y su consistencia. En los diferentes esquemas de Zidane su posición en repliegue es muy similar.

Así, cuando el Madrid se ve obligado a replegar en bloque medio o bajo, rara vez modifica su 4-1-4-1 independientemente de su formación ofensiva. Mientras, si el esquema principal es 4-3-3, Valverde actúa como uno de los dos interiores, colocándose en la posición centro-derecha de la línea de 4 del medio, entre el extremo derecho y Toni Kroos o Luka Modric.

En esta posición su misión principal es proteger la zona central, realizar ayudas a Casemiro y tejer un entramado defensivo para evitar la circulación de balón del rival. También facilitando la ayuda al extremo y el lateral derecho cuando el balón se encierre en banda. Por otra parte, en el 4-4-2 tratará de dar protección y ayuda al lateral y robar balones en banda, situándose en la línea del medio de 4 en la posición derecha por delante del lateral.

A pesar de no ser el típico centrocampista robusto, su buen tren inferior le aporta un salto poderoso que junto a su altura y su capacidad interpretativa, no solo le permite ganar la mayoría de las disputas aéreas, sino que consigue también dirigir esos balones para dar continuidad a la jugada.

Valverde también aporta un gran valor en la presión tras pérdida. Asfixiante con el rival, cuando el Madrid presiona de manera individual, en muchas ocasiones es capaz de recuperar la posesión de una manera rápida y eficiente. En su faceta de recuperador destaca su fiabilidad en el tackling, lo que sumado a su gran velocidad le da mucha seguridad a sus equipos ya que si va al cruce probablemente llegue y lo gane. Además, es capaz de interpretar los pases de los rivales para interceptar (arriba), siendo este concepto uno de los más utilizados por el jugador uruguayo a nivel defensivo.

Claves son las ayudas al lateral de su equipo, en la mayoría de las ocasiones Carvajal, quien tiene mucho recorrido, pero es mayoritariamente de un perfil ofensivo. Son muchas las veces que Valverde tiene que realizar la cobertura y colocarse en una posición donde no se encuentra para nada incómodo (abajo).

Acciones a balón parado:

En ataque, a pesar de tener un salto poderoso y ser capaz de ganar las disputas aéreas, Zidane prefiere colocarlo en posiciones de prevención defensiva, aportando gran seguridad en la posible transición. Es así porque cumple perfectamente con las características físicas y defensivas de sus centrales, siendo muy similar a Varane en complexión, velocidad y zancada.

En las acciones defensivas, mientras, suele ocupar la tercera o cuarta marca, por detrás de los dos centrales y, a veces, de Casemiro. Tiene capacidad de marcador, es capaz de perseguir a su hombre y evitar bloqueos ganando las acciones aéreas. Sin embargo, todavía tiene que progresar en las segundas acciones, donde en ocasiones pierde de vista su marca.

Fede Valverde

La Liga: La madurez de Martin Odegaard

Llegó con 16 años al Real Madrid después de batir todos los records en Noruega. Pero tuvo pocos minutos en el equipo blanco, relanzado su juego en Holanda. Nuestros expertos analizan a Martin Odegaard, la gran revelación de LaLiga y la Real Sociedad.

La Liga: El informe de Ansu Fati

A pesar de su temprana edad, Ansu Fati es una de las grandes revelaciones del Barcelona y La Liga. En virtud de sus habilidades, está llamado por muchos a tomar el relevo de Leo Messi en el futuro.

La Liga: El informe de Guido Rodríguez

Nuestros entrenadores analizan a Guido Rodríguez, firmado por el Real Betis para La Liga en el pasado mercado invernal. El centrocampista aspira a estar presente con Argentina en la Copa América 2020.