Fotografía: Rafael de Pazos

Premier League, 20 de diciembre de 2015

Watford 3
  • Aké (3)
  • Ighalo (15, 85)
Liverpool 0

El entrenador español Quique Sánchez Flores cumplía su gran sueño de entrenar en la Premier League. Su destino era el Watford, equipo recién ascendido a la competición y con el objetivo de asegurar la permanencia lo más pronto posible. Pero ‘Las Avispas’ superaron esas expectativas y se destaparon con una primera vuelta espectacular, donde incluso llegaron a rozar los puestos de Champions League.

Un equipo que reflejaba a la perfección el planteamiento de Quique Sánchez Flores: sólido en defensa, agresivo en el medio del campo en la recuperación y veloz al contragolpe con la pareja Deeney-Ighalo como punta de lanza. El delantero africano fue una de las grandes sensaciones de la primera mitad de la temporada con 12 goles.

El entrenador español cuenta en exclusiva en The Coaches’ Voice el desarrollo táctico de una sus victorias más destacadas en la Premier League. Un rotundo 3-0 ante el Liverpool de Jürgen Klopp en la jornada 17 con las señas de identidad que Sánchez Flores quería para su equipo. Finalmente, el Watford certificó su objetivo de la permanencia con mucha antelación –acabó 13º en la Premier League con 45 puntos- y añadió un gran recorrido en la FA Cup que le llevó hasta las semifinales en Wembley.

Once iniciales y formaciones

Análisis táctico: Manchester City 2 Liverpool 1

Manchester City y Liverpool protagonizaron el duelo más esperado en la pelea por la Premier League. Cada equipo fiel a los estilos que marcan sus entrenadores: Pep Guardiola en los Citizens y Jürgen Klopp en los Reds.
Diego Simeone

Una vida en rojiblanco

El entrenador argentino Diego Simeone  habla de su especial relación con el Atlético de Madrid desde sus días de jugador y de dar el gran campanazo al vencer al Real Madrid y el Barcelona en la lucha por el título de Liga en la temporada 2013/14.
Gareth Southgate

Por la vía rápida

El seleccionador de Inglaterra, Gareth Southgate, cuenta cómo su repentina gran prueba de fuego como entrenador del Middlesbrough en la Premier League le sirvió para dar un impulso a su carrera en los banquillos.