Getty Images

Premier League 2019/2020: Jornada 11

La jornada de Premier League vivió un emocionante duelo entre el Aston Villa y el Liverpool, decidido por los Reds en los últimos instantes, mientras que el Manchester City de Pep Guardiola consiguió hacerse con los tres puntos después de remontar un gol en contra ante el Southampton.

El Leicester siguió su impresionante campaña, ganando como visitante 0-2 ante el Crystal Palace, quedando en tercer lugar de la tabla con los mismos puntos del Chelsea, que sacó una victoria a domicilio 2-1 ante el Watford de Quique Sánchez Flores. Entretanto el Sheffield United venció al Burnley 3-0 y el West Ham de Manuel Pellegrini cayó en casa 2-3 ante el Newcastle.

A continuación, nuestros expertos analizan los aspectos tácticos de los partidos más destacados de la jornada 11 de la Premier League.

Aston Villa 1-2 Liverpool

El Liverpool mantiene la distancia de seis puntos en el liderato gracias a los goles de Andy Robertson (87) y Sadio Mané (90+4) en la recta final del partido. El Aston Villa, el anfitrión, tomó la delantera en la primera mitad gracias al primer gol del centrocampista ofensivo Trezeguet, pero el Liverpool dominó en gran medida el partido en los diferentes conceptos.

El manejo de balón Mané fue particularmente importante contra el bloque bajo defensivo del Villa, alimentado de balones tanto a Roberto Firmino como a Mo Salah. El internacional egipcio, en una versión algo tibia, fue reemplazado por Divock Origi, adoptando Mané entonces una posición más amplia, desde la que fue capaz de centrar al área con más facilidad.

 

Fue una de esos centros, al segundo palo, por donde llegó el gol del empate de Robertson (arriba). A continuación, Mané marcó de cabeza en un gran movimiento desde un saque de esquina de Trent Alexander-Arnold, poniendo de relieve una vez más la importancia del jugador africano para las ambiciones de los Reds en la pelea por ganar la Premier League.

Manchester City 2-1 Southampton

Después de verse por detrás en el marcador con el gol James Ward-Prowse, los defensores del título se enfrentaron a un bloque bajo increíblemente compacto que incluía a los 11 jugadores del Southampton en el último tercio de campo. Los de Pep Guardiola están acostumbradas a este tipo de situaciones, pero frente al defensivo 5-3-2 de los visitantes y luego un 5-4-1 eran muy pocos los espacios por donde jugar.

Los visitantes optaron cerrar por dentro para dejar jugar por banda, con centros de los laterales, mientras que David Silva, Raheem Sterling y Bernardo Silva buscaron huecos en el bloque del Southampton (abajo). La sincronización de los movimientos para crear espacios para disparar, después de las penetraciones alrededor del bloque defensivo rival, fue clave a la hora de atacar ante tanta acumulación defensiva.

La calidad de Sergio Agüero y su habilidad para encontrar esos espacios le permitieron encontrar un centro por abajo de Kyle Walker y empatar a falta de 20 minutos para el final. Un nuevo centro del lateral izquierdo Angeliño fue convertido a gol por Walker para asegurar los tres puntos.

Watford 1-2 Chelsea

El guardameta del Watford, Ben Foster, casi tuvo una noche inolvidable, ya que sus intervenciones a punto estuvieron de darle a su equipo un resultado positivo ante el Chelsea. A pesar de que los de Frank Lampard parecían relativamente cómodos en todo momento con el marcador a favor, un penal en los últimos minutos redujo su ventaja a la mínima. Kepa Arrizabalaga, portero de los Blues, se vio obligado a realizar una gran parada en el tiempo añadido en un cabezazo de Foster en el minuto 97.

Tammy Abraham, en el minuto 5 de partido, y Christian Pulisic, en el 55, continuaron su racha goleadora de los últimos partidos.  En el 0-1, la carrera de Abraham a la espalda de la defensa del Watford fue encontrada por una gran asistencia de Jorginho, quien ha encontrado una nueva dimensión en la Premier League como parte de un doble pivote. Bajo la batuta del ex entrenador del Chelsea Maurizio Sarri, Jorginho jugó principalmente como pivote. Pero ahora, con N’Golo Kanté o Mateo Kovacic a su lado, Jorginho puede recibir menos presión y liberar su juego (abajo).

Con sus acompañantes como segunda opción de cobertura detrás del balón, especialmente cuando los laterales se mueven hacia arriba, Jorginho también puede encontrarse en condiciones de conectar con la primera línea desde una posición más alta, algo que nunca pudo hacer con Sarri actuando como pivote único. Desde aquí, su visión de juego y el timing de su pase es ideal para los atacantes del Chelsea como Abraham, Mount, Pulisic o Willian.

Arsenal 1-1 Wolves

El Arsenal, sin su capitán, Granit Xhaka, sumó su tercer partido sin ganar en Premier League después de un gol de cabeza del delantero mexicano Raúl Jiménez que le aseguró un punto para el Wolverhampton .

La debilidad en la zona central fue un problema en todo momento para los locales. A pesar de ponerse por delante en el marcador con un gol de Aubameyang (20), el Arsenal no logró un solo disparo a portería en la segunda mitad. Todo lo contrario que el Wolves con  23 disparos aprovechando que el rombo del Arsenal en el mediocampo ofrecía bastante facilidades ofensivas al rival.

Mattéo Guendouzi, en la punta defensiva del rombo, quedó en inferioridad ante los visitantes, que cargaron en esa zona con los movimientos de Diogo Jota y Adama Traoré para llegar al ataque con Raúl Jiménez. A medida que avanzaba el partido, la posición más amplia de Traoré permitió que el lateral derecho Matt Doherty se moviera hacia el interior (arriba), sobrecargando de nuevo a Guendouzi y provocando un desequilibrio defensa-ataque en el Arsenal.

Después del gol del empate (minuto 76), los visitantes aprovecharon los espacios centrales del mediocampo, con ataques de Traoré y Jota a través de los canales interiores y los laterales apoyaron más tarde el balón. A pesar de las múltiples ocasiones,  se Wolves se fue con un empate del Emirates.

Bournemouth 1-0 Manchester United

La racha de tres victorias consecutivas del Manchester United llegó a su fin en Bournemouth, con el gol Joshua King en el primer tiempo y la capacidad de los anfitriones para bloquear el potencial ofensivo de su rival en áreas centrales (abajo). El Bournemouth se ha vuelto considerablemente más resistente en defensa esta temporada, como demostró ante el United, donde los centrales Nathan Aké y Simon Cook firmaron una gran actuación.

Andreas Pereira, el lado visitante, intentó participar en la creación de juego cayendo desde posiciones adelantadas, pero siempre fue seguido por uno de los centrales, lo que provocó que no pudiera recibir con libertad y asociarse con los carrileros por delante de la línea de pase.

Esto obligó al United a un fútbol más directo, con los dos centrales rivales dominando estas acciones, también poderosos en el juego aéreo. El éxito en la primer contacto fue acompañado por el enérgico trabajo de los centrocampistas Philip Billing y Jefferson Lerma para ganar la segunda jugada, consiguiendo así los locales una nueva victoria y su tercer partido consecutivo sin encajar gol.

Premier League 2019/2020: Jornada 11

Análisis táctico: Manchester United 0 Manchester City 2

El City ganó al United en Old Trafford con goles de Bernardo Silva y Sané. Una victoria que coloca a los Citizens como líderes en la clasificación, un punto por encima del Liverpool.

Análisis táctico: Wolves 2 Manchester United 1

La derrota de los "Diablos Rojos" a manos del conjunto de Nuno Espirito Santo compromete las posibilidades del United de clasificar a la Champions. Los de Solskjaer quedan en quinto puesto con los mismos puntos que el Tottenham, pero peor diferencia de goles.  

Análisis táctico: Manchester City 3 Arsenal 1

Un  hat-trick de Sergio Agüero impulsó una victoria del Manchester City sobre el Arsenal de Unai Emery, colocando al equipo de Guardiola por encima del Tottenham y a dos puntos del líder, Liverpool, en la lucha por la Premier.