Getty Images

Javier Hernández "Chicharito"

Sevilla 2019-Presente

El Perfil:

Nacido en la ciudad mexicana de Guadalajara, Javier Hernández se unió a las categorías inferiores de C.D. Guadalajara con 9 años, para firmar su primer contrato como profesional con tan solo 15. “Chicharito” siguió así la estrecha relación de su familia con el club, ya que su abuelo vistió la camiseta rojiblanca durante la década de 1950 y su padre tuvo un breve periodo como entrenador.

En su debut con el primer equipo el 9 de septiembre de 2006, “Chicharito” impresionó en la liga mexicana y también a varios grandes equipos de Europa, entre ellos el Manchester United de Sir Alex Ferguson (abajo a la derecha), que mandó a México a uno de sus ojeadores para analizarlo de cerca. Sin embargo, debido a su todavía poca participación en el primer equipo y a su juventud, el Manchester United optó por esperar un tiempo antes de firmarlo.

Una posición que cambió pronto debido al rumor de su convocatoria para la selección absoluta mexicana y un gran acierto de cara a la portería. Eso elevó el fuerte interés de otros equipos por hacerse con sus servicios, adelantando los “diablos rojos” su decisión sobre el delantero mexicano. Dentro del acuerdo de traspaso con Guadalajara se fijó que el Manchester United fuera el equipo invitado para la inauguración del nuevo estadio del club, jugando Javier Hernández para ambos equipos ese partido. De hecho, marcó contra el United en el primer periodo en la victoria local por 3-2.

Getty

Su debut oficial con el Manchester United se produjo en una victoria por 3-1 sobre el Chelsea en la Community Shield, anotando el segundo gol del partido. Su debut en la Premier League llegó poco después, cuando sustituyó a Wayne Rooney en una victoria por 3-0 en Old Trafford contra el Newcastle United.

El paso del delantero mexicano por el Manchester no incluyó muchas participaciones en el once titular, pero sí tuvo un papel de jugador revulsivo saliendo desde el banco. Así, en sus tres primeras temporadas con la camiseta del Manchester United alcanzó las “dobles figuras” en goles entre todas las competencias (20, 12 y 18 tantos, respectivamente), pero después fue perdiendo protagonismo dentro del equipo, primero con David Moyes y más tarde con Louis Van Gaal. Eso le llevó a jugar la temporada 2013/14 cedido en el Real Madrid (abajo), aunque finalmente el equipo blanco decidió no formalizar su compra a pesar de sumar 9 goles en las diferentes competencias.

En agosto de 2015 sí llegó el traspaso al Bayer Leverkusen alemán, finalizando así una etapa de cinco años en el Manchester United, donde destacan sus dos títulos de la Premier League, en 2011 y 2013. Su primera temporada en Alemania le devolvió su mejor estado de forma desde que saliera de México, finalizando la Bundesliga con 17 tantos en la Liga, su mejor cifra goleadora en Europa en competencia doméstica. Números que ayudaron al Bayer Leverkusen a finalizar tercero en la Bundesliga. En su segundo año, sin embargo, se quedó en 11 goles, en un equipo que bajó hasta la duodécima posición en la tabla.

Finalizada su segunda temporada en Alemania, Hernández regresó a Inglaterra ante una oferta del West Ham difícil de ignorar. Se incorporó al equipo de Londres (abajo) por 18 millones de euros, debutando, precisamente, ante el Manchester United en Old Trafford en un partido que acabó 4-0 a favor de los locales. Bajo las órdenes de Manuel Pellegrini, el delantero mexicano marcó 16 goles en 55 partidos de Premier League en dos años, pero su jerarquía dentro del equipo se vio truncada en la temporada 2019/20. La llegada de Sébastien Haller supuso un cambio de rumbo para el delantero mexicano, quien decidió regresar a España este pasado verano para firmar un contrato de tres años con el Sevilla de Julen Lopetegui.

A lo largo de su carrera, Javier Hernández también ha representado a la selección de México, tanto en la categoría sub-20 como en la absoluta. Ha superado las 100 convocatorias y actualmente es el máximo goleador de ‘El Tri’ con 52 tantos, superando el récord de 46 tantos de Jared Borgetti.

Getty

Análisis táctico:

Durante su carrera, Javier Hernández ha jugado siempre como delantero centro. Sus movimientos están orientados a recibir el balón de cara a portería, buscando cruzarse ante el defensa central rival. Esto provoca que genere una gran cantidad de ocasiones de gol a través de los pases al espacio de sus compañeros.

Su habilidad para adaptar su posición corporal a la recepción del pase sin perder de vista lo que tiene por delante (abajo), le permite después buscar con su golpeo las esquinas de la portería rival. Una virtud que se traduce en una gran cantidad de goles al primer toque.

Aunque prefiere atacar directamente a su oponente, Hernández también puede moverse alrededor de la pareja de centrales rival para buscar un espacio libre. Eso obliga a los defensas a estar siempre en alerta, siendo estos movimientos agresivos y eléctricos un elemento clave para liberarse de la marca dentro del área (abajo). Por otro lado, su juego ofensivo tan vertical, atacando los espacios a la espalda, debe nutrirse con pases acertados desde segunda línea, ya sea con centros desde banda o a través de pases desde posiciones interiores.

Posicionarse dentro del carril central le ayuda a encontrar situaciones de tiro con facilidad, sin importar la posición de partida. Su inteligencia táctica le facilita intuir por dónde ejercerá la presión el rival, posicionándose de nuevo en el espacio más efectivo. Desde ahí, y siempre que llegue un pase a su zona, el resultado suele acabar con un gol o una acción de peligro.

Esa lectura del juego también le permite actuar con acierto cada vez que un defensa central haya dado un paso en falso, se haya salido de la línea defensiva o simplemente haya dejado un espacio libre. En ese momento Javier Hernández ataca ese área específica, controlando, como los grandes delanteros, el momento exacto para conectar con el balón. Es aquí cuando expresa un instinto de cazador furtivo dentro del área, clave en su juego para encontrar el remate al primer toque después de una asistencia.

Su rol en el Sevilla:

Julen Lopetegui ha apostado también con Javier Hernández como delantero centro dentro de la estructura de 4-3-3, alternando en esa posición entre el delantero mexicano y Luuk de Jong. “Chicharito” ofrece una presencia física mucho menor en comparación con De Jong, pero cuenta con mayor facilidad para atacar la espalda de las defensas rivales. Esto facilita a jugadores como Éver Banega, Joan Jordán y Fernando mover el balón hacia delante y crear opciones de peligro, especialmente después de una recuperación en la zona central (abajo).

Eso también se aplica después de una recuperación tras pérdida en zona alta, ya que el Sevilla tiene opciones más rápidas de llegar al área rival con Hernández como delantero centro. Aunque no es un futbolista que destaque por su  fútbol  asociativo en los últimos metros, su juego ayuda a provocar faltas cerca del área rival, especialmente cuando se enfrenta a defensas menos pacientes. Debido a sus características físicas (1,75 y 71 kilos) el delantero mexicano tiene dificultades para competir y batirse en el juego aéreo ante los rivales. Goza de una potencia de salto, aunque le falta después corpulencia y potencia para chocar contra defensas rivales más fuertes.

No obstante, y debido a los movimientos ofensivos del Sevilla en último tercio de campo, no debería sorprender que también pueda marcar en alguna acción de juego aéreo. Con Munir, Franco Vázquez, Nolito y Lucas Ocampos a menudo entrando al área para atacar, los defensas centrales rivales pueden perder su marca. Unido a sus movimientos ofensivos, pronto se abren espacios para que “Chicharito” pueda aprovechar cualquier asistencia en el área. Es aquí cuando el delantero mexicano hace más daño, tanto en el el juego aéreo como en el juego a ras de césped.

Sergio Reguilón -a quien Julen Lopetegui potenció en su breve paso por el Real Madrid-, Jesús Navas, Sergio Escudero y Alejandro Pozo también llegan a zona final con regularidad desde el lateral. Y con uno de los interiores del Sevilla entrando al área con carreras por dentro (arriba), Javier Hernández puede buscar el pase, una vez más después de haberse alejado de la marca de los defensas centrales.

Javier Hernández "Chicharito"

Antoine Griezmann

Antoine Griezmann: Más soluciones ofensivas para el Barça

Nuestros expertos analizan el papel que puede desarrollar Antoine Griezmann en el Barcelona, después de que el club azulgrana pagara 120 millones por el francés.
Álvaro Morata

De vuelta al sueño colchonero

Tras pasar por el Real Madrid, la Juventus y el Chelsea, Álvaro Morata vuelve al club donde dio sus primeros pasos: el Atlético de Madrid. ¿Podrá con Simeone conseguir la consistencia que anhela?
Joao Felix

Joao Félix: Gol y talento para un nuevo Atlético

El joven futbolista portugués, con solo 19 años, es el traspaso más caro en la historia de la entidad con 127 millones de euros. Llega para ocupar el rol que tenía Griezmann.