Getty Images

Frenkie de Jong

Ajax 2016-Presente

Producto del Willem II, Frenkie de Jong se abrió camino en las categorías juveniles del club antes de hacer su debut en la Eredivisie contra el Den Haag en mayo de 2015. Tan solo unos días antes de cumplir los 18 años.

Ese verano firmó por el gigante del fútbol holandés, el Ajax. El centrocampista pasó la mayor parte de sus dos primeras temporadas alternando partidos con el primer equipo desde su “campo base”: el conjunto Sub 21. Una de esas apariciones como jugador de la primera plantilla fue como suplente en la final de la Europa League de 2017, en la que el Ajax perdió ante el Manchester United.

La siguiente temporada fue el año decisivo de De Jong. Se asentó en el centro de la defensa después de la salida del colombiano Davinson Sánchez al Tottenham. Y lo hizo junto a otro jugador estrella de la cantera ajacied, Matthijs de Ligt. El Ajax contaba así con una de las parejas de centrales más jóvenes y atractivas de Europa. La capacidad de distribución de De Jong, incluso jugando desde atrás, lo señaló como un talento genuino.

Getty Images

El siguiente paso fue la selección holandesa. Después de abrirse camino a través de las categorías inferiores con los Países Bajos, el jugador de 21 años culminó un año estelar con su primera aparición en la Oranje. Salió desde el banquillo en la victoria por 2-1 ante Perú en un partido amistoso.

Desde entonces, De Jong se ha consolidado en el equipo, jugando los partidos de la Liga de Naciones contra los dos ganadores más recientes de la Copa del Mundo: Francia y Alemania (arriba). Si no hay ninguna lesión en lo que resta de temporada, el holandés también tendrá un papel destacado en la fase final de la Liga de la Naciones este verano. Holanda tiene como rival en semifinales a Inglaterra.

No obstante, debe advertirse que De Jong está jugando para un equipo, el Ajax, que domina la pelota en casi todos sus partidos. Para un pasador tan talentoso ha sido un ambiente cómodo para su crecimiento profesional. Ahora, y a medida que madura su juego, la prueba real vendrá con su cambio a una nueva liga y a uno de los mejores equipos del mundo, el FC Barcelona. Si se cumplen todos los complementos de su fichaje por el club azulgrana, De Jong podría convertirse en el fichaje holandés más caro de la historia, superando los números de Virgil van Dijk en su traspaso al Liverpool.

Análisis táctico:

Si quieren un resumen de lo que es Frenkie de Jong, deben observar su jugada en el minuto 55 de la victoria del Ajax por 3-0 sobre el PSV en diciembre de 2017 (arriba). El centrocampista comienza recibiendo un pase en el borde de su propia área para luego continuar por el carril central. La mayoría de los defensores centrales buscarían dividir y luego ir al centro del campo, pero no De Jong. Con un control completo en todas las facetas del juego, se adentra en campo del PSV antes de deslizar una magnifico pase a David Neres en profundidad. El Ajax no anotó en esa acción en particular, pero resume perfectamente lo que este jugador puede ofrecer con el balón en sus pies.

Con la vuelta de Daley Blind al Johan Cruyff Arena procedente del Manchester United, De Jong esta temporada se ha movido más al centro del campo, generalmente como parte de un doble pivote. Junto a él está Lasse Schone, un jugador más experimentado. De Jong tiene licencia para atacar desde una segunda línea, donde puede exhibir su facilidad de penetración. Todavía no es un jugador con grandes estadísticas  en zona de definición (6 goles y 10 asistencias en casi 70 apariciones en el primer equipo), pero está evolucionando en su juego, aunque ahora mismo está más enfocado en su juego de combinación. Por supuesto, hablando de un futbolista tan joven, hay mucho tiempo por delante para su crecimiento definitivo en todas las partes de su juego.

Las actuaciones de De Jong en esta temporada recuerdan al perfil de Luka Modric en fase ofensiva, sin olvidar su facilidad para el pase, una de las grandes virtudes de su próximo compañero de equipo, Sergio Busquets. Su habilidad para romper líneas rivales permite al Ajax avanzar con la pelota hacia el último tercio de campo (arriba). Su disparo desde fuera del área es otro activo. Eso hace que su sobre su figura se centren los defensas contrarios, dejando liberados así a sus compañeros para recibir el balón.

Defensivamente está mejorando. Como centrocampista, inicialmente tuvo problemas para la recuperación de balón, ya que su deseo de tener la pelota en sus pies no siempre se corresponde con su hambre de recuperarla.

Aunque sí tiene presencia en los momentos de transición. Su preferencia por deslizarse por el suelo para recuperar el balón puede ser un problema, especialmente cuando se enfrenta a oponentes ágiles que pueden superar fácilmente su defensa. Si puede cambiar su técnica para robar el balón sin limitarse a solo hacer barridas, será mejor aún como jugador.

Rol en el nuevo club:

Como la mayoría de los grandes holandeses, De Jong estaba destinado a desarrollar su potencial lejos de los Países Bajos. Al igual que leyendas como Johan Cruyff, Johan Neeskens y Frank de Boer antes que él, el cambio del Ajax a Barcelona parece perfecto. En la actualidad, el FC Barcelona tiene a tres mediocampistas centrales: Sergio Busquets, Ivan Rakitic y Arturo Vidal. Se han sumado a ellos Philippe Coutinho y Arthur, una generación más joven y con perfiles diferentes. Con este escenario, De Jong, un excelente portador de la pelota que puede mover la posesión de manera rápida y precisa, encontrará una dura competencia en sus primeros momentos como azulgrana.

El deseo del jugador de 21 años de conseguir el balón le permite presionar rápidamente a sus oponentes, especialmente si cuenta con el apoyo de sus compañeros de equipo. Una táctica que el Barcelona tradicionalmente emplea con gran éxito. Sin embargo, el método preferido del Barca para presionar es robar la pelota al cortar los pases, en lugar de desposeer a los jugadores con el balón en sus pies. De Jong no tendrá que ir muy lejos para encontrar evidencia de esto: los jugadores más pequeños como Xavi, Andrés Iniesta y, por supuesto, Lionel Messi han sido maestros de este arte durante mucho tiempo.

Será cuestión de adaptarse. Y De Jong, en su corta carrera, ha demostrado una amplia capacidad de adaptación y versatilidad. Este año en el Ajax está jugando en el lado izquierdo de un doble pivote en una estructura 4-2-3-1, pero también ha jugado como un pivote central, en el perfil derecho del centro campo y como defensa central. Como lo señalan los gráficos, puede cumplir cualquier rol en el esquema 4-3-3 del FC Barcelona, ya sea al lado o incluso como jugador de cobertura para Busquets. Al margen de posiciones, una cosa es cierta: el Barcelona ha adquirido la ficha de un joven futbolista increíblemente talentoso que tiene el potencial de ser lo que él quiera.

Frenkie de Jong