Getty Images

Erling Haaland

Red Bull Salzburgo, 2019-Presente

El Perfil:

Con solo 19 años, Erling Haalland se ha consolidado como uno de los delanteros más prometedores de Europa, en gran medida gracias a su buena actuación en la presente edición de la Champions League, donde acumula 8 tantos, segundo máximo goleador de la competición solo por detrás de Robert Lewandowski, con 10 tantos.

Sus 27 goles en 19 partidos con el Red Bull de Salzburgo en lo que va de 2019/20 incluyen cinco hat-tricks, uno de los cuales se produjo en la máxima competición de Europa ante el Genk. Estadística que ha aumentado la popularidad de un delantero que debutó en la selección absoluta de noruega con solo los 15 años.

El entrenador del Molde que reclutó a Haaland en enero de 2017 fue Ole Gunnar Solskjaer, actual técnico del Manchester United. Después de dos años en el club noruego, el hijo del ex mediocampista de la Premier League Alf Inge se incorporó al Red Bull de Salzburgo, a pesar del interés del Juventus.

Un club del que salieron jugadores como Sadio Mané y Naby Keïta rumbo a la Premier League, lo que no haría extraño un posible traspaso de Haaland a algunos de los principales equipos ingleses, como United y Liverpool, o Real Madrid. Muchos lo comparan con Zlatan Ibrahimovic, un jugador que Halland lo ha seguido como “modelo. Admiraba a muchos futbolistas, pero Zlatan Ibrahimovic era el más grande de todos. Por la forma en la que llegó a ser tan buen jugador y estilo de juego. Además es escandinavo, así que tiene que ser seguido por otro”.

Análisis táctico:

Es un delantero especialmente potente con la versatilidad para llevar diferentes alternativas ofensivas en el último tercio de campo. Su altura -por encima del 1,90 m- y su físico animan a los extremos e interiores a avanzar y combinar el balón con él, incluso si su deseo de marcar significa que a menudo pasa por alto devolver la pelota a un compañero para buscar el ataque directo.

Esos avances agresivos pueden incluir una falta de control en su juego, pero su potencia y su sorprendente velocidad hacen que a menudo sean eficaces. Haaland intenta jugar alrededor de su oponente cuando es posible, pero también atrae a menudo a los defensas centrales hacia él, creándose el espacio necesario para girarse y penetrar (un perfil similar al de Romelu Lukaku).

Cuando no se puede acceder directamente a Haaland, el jugador busca retirarse de su zona de influencia y luego añadir un segundo movimiento lejos del balón para crear espacios a la espalda de la defensa, donde sus compañeros le pueden encontrar (arriba). También apunta a esos espacios a la espalda, si su compañero de ataque es  que debe alejarse de la zona, más comúnmente de la línea defensiva, para recibir en amplitud, aunque sea dentro del área penal.

Esos movimientos ofrecen dos opciones significativas de ataque. En caso de que Haaland se mueva de derecha a izquierda, aparece proporcionando centros por abajo, una faceta donde su calidad está mejorando (abajo).

Si se desplaza en la dirección opuesta, dispara a puerta desde la derecha o desde el borde del área (abajo). La velocidad con la que arma el disparo rara vez ofrece a los defensas tiempo suficiente para presionar y bloquearlo, y la buena calidad técnica en su golpeo de balón hace que casi siempre lleve peligro con sus lanzamientos.

Puede que su capacidad para definir sea la mayor fortaleza de su juego,  porque puede disparar con ambas piernas y también representa una amenaza en el juego aéreo. Además raras veces hace jugadas de más dentro del área, demostrando la confianza en sí mismo que, hasta ahora, le ha traído éxito.

 

Su rol en el Salzburgo:

El hecho de que el entrenador del Salzburgo, Jesse Marsch, prefiera organizar a su equipo en un 4-4-2, reduce regularmente la vigilancia defensiva a la que podría enfrentarse Haaland si jugara como único delantero. El sistema también le ayuda a tener más libertad de movimiento dentro del área, independientemente de si juega al lado de Patson Daka o de Hwang Hee-chan.

Ambos socios potenciales ofrecen altura y movimientos ofensivos por delante de él, pero cuando Hwang es la referencia arriba, ambos combinan por dentro. El delantero noruego puede avanzar (abajo) y también tiene la opción de un rápido intercambio de posesión con su compañero, que puede ser particularmente efectivo cuando está bajo presión. Hwang busca principalmente combinar en lugar de penetrar con movimientos directos.

Es Daka quien proporciona un apoyo más profundo alrededor de Haaland. Si el noruego está más adelantado, Daka se mueve por detrás de la línea defensiva (abajo), aumentando a menudo la distancia entre los dos centrales rivales.

Aunque eso significa que Haaland ya no puede combinar en corto con su compañero, sí puede atacar un espacio que ha sido creado por dentro, lo que facilita sus intentos de girarse ante los defensas rivales. De este modo, la presencia de Daka también puede dar lugar a un duelo de 2 contra 1 ante un defensor contrario, y a más oportunidades de gol para el delantero noruego.

Erling Haaland

La Liga: La madurez de Martin Odegaard

Llegó con 16 años al Real Madrid después de batir todos los records en Noruega. Pero tuvo pocos minutos en el equipo blanco, relanzado su juego en Holanda. Nuestros expertos analizan a Martin Odegaard, la gran revelación de LaLiga y la Real Sociedad.

Bundesliga: Jadon Sancho, velocidad y desborde

Nuestros expertos analizan a uno de los más talentosos futbolistas jóvenes de Inglaterra. Un jugador que decidió buscar su oportunidad en el Borussia de Dortmund, lejos de su hábitat natural.

La Liga: Javier Hernández, instinto goleador

Javier Hernández "Chicharito", después de su paso por Inglaterra y Alemania, ha iniciado una nueva etapa en el Sevilla de Julen Lopetegui. Nuestros expertos analizan su juego y las posibilidades que puede ofrecer a su nuevo club.