Getty Images

Champions League 2019/2020, Jornada 4

El brasileño Rodrygo Goes ha escrito su nombre en la historia de la Champions League con su hat-trick ante el Galatasaray, que le hace ser el segundo jugador más joven en lograrlo con 18 años y 301, superando los 18 años y 340 días que necesitó el  inglés Wayne Rooney contra el Fenerbahçe y solo superado por Raúl con 18 años y 113 días ante el Ferencvaros.

Por otro lado, la precocidad goleadora de Rodrygo en Champions League le lleva a ser el jugador más joven en lograr un hat-trick perfecto (un gol con la pierna izquierda, otro con la derecha y uno de cabeza). El jugador del Madrid ha destrozado el récord hasta ahora en posesión de Kylian Mbappé, del PSG, con 20 años y 306 días. La goleada del Madrid fue completada por Benzema, con dos goles, y Sergio Ramos. El equipo blanco suma así 7 puntos en el grupo A, segundo clasificado por detrás de un PSG con pleno de victorias después de ganar 1-0 al Brujas.

Mientras tanto, tuvo su noche el Atlético de Madrid en Alemania, donde cayó 2-1 ante el Bayer Levekusen después de una primera mitad dominada por los locales. El gol de Álvaro Morata (90+4) llegó demasiado tarde para rescatar algún punto. Los rojiblancos, con 7 puntos, se alejan de la Juventus, que ganó 1-2 al Lokomotiv de Moscú para situarse como líder en solitario con 10 puntos en el grupo D.

Mientras, el Manchester City empató 1-1 en su visita al Atalanta para seguir de líder del grupo C, donde Shakhtar Donetsk y Dinamo de Zagreb mantienen una entretenida pelea por la segunda plaza – 5 puntos cada uno- después de empatar 3-3 en esta cuarta jornada. Más definido está el grupo B. El Bayern de Múnich ganó 2-0 al Olympiacos para confirmar su pase a los octavos de final, mientras que el Tottenham volvió a golear al Estrella Roja (0-4) y se queda segundo con 7 puntos.

Real Madrid 6-0 Galatasaray

El Real Madrid dominó sin paliativos al Galatasaray en la segunda victoria del equipo blanco en la presente Champions League, otra vez ante el equipo turco. Marcelo dotó al ataque de la amplitud necesaria, con Toni Kroos en la cobertura cuando el brasileño apuntaba hacia arriba. Eden Hazard y Karim Benzema, mientras tanto, trabajaron por dentro del canal izquierdo, combinando con Marcelo para hacer de esta vía de ataque la más efectiva.

No obstante, el Madrid necesitaba una pieza ofensiva por el centro ante los movimientos de Benzema. Federico Valverde fue el encargado de deslizarse al espacio entre los centrales del Galatasaray, con Rodrygo moviéndose también por dentro desde el perfil derecho (abajo). Ahí, el futbolista brasileño mostró su gran habilidad para hacer gol con dos tantos en los primeros siete minutos.

Rodrygo continuó creando y combinando en el segundo tiempo, ya desde el perfil izquierdo después de la sustitución de Hazard. El jugador brasileño se emparejó con Benzema por dentro del canal izquierdo para seguir creando problemas al Galatasaray, aunque el Madrid careció entonces de un jugador que ofreciera carreras por el perfil derecho. Isco, que salió en el segundo tiempo, actuó más cerca del área que en banda. Sin embargo, esto no evitó que Rodrygo pudiera firmar un hat-trick, atacando en diagonal desde la izquierda, después de asociarse con Benzema por dentro una vez más.

Bayer Leverkusen 2-1 Atlético de Madrid

Inesperada derrota del Atlético de Madrid ante el Bayer Levekusen. Un resultado que no hace peligrar la clasificación para octavos, pero sí alienta las esperanzas del equipo alemán en la competencia. Los movimientos de Kai Havertz deslizándose a la derecha ayudaron a la formación del medio del campo local (abajo), jugando el Bayer en un 4-2-3-1. El extremo izquierdo Nadiem Amiri actuó por dentro, focalizando el equipo alemán la construcción de juego desde perfil derecho durante la primera mitad.

El Atlético intentó contrarrestar los movimientos de su rival con una estructura en rombo en el centro del campo. Un dibujo que no funcionó, especialmente cuando se asociaban Havertz, el extremo Karim Bellarabi y el lateral derecho Mitchell Weiser.

La energía del Bayer en el primer acto hizo que los delanteros del Atlético tuvieran que trabajar en posiciones más retrasadas, dificultando así su salida en transición para generar situaciones de 2 contra 2 ante los centrales rivales. Aunque el equipo alemán hizo el 80% de sus centros a campo rival en la primera mitad, pronto el delantero centro Kevin Volland se quedó como único referente arriba.

El Bayer se mostró amenazante en las acciones a balón parado, como también en el juego en largo. Se adelantó en el marcador con un gol en propia puerta de Thomas Partey en un saque de esquina y el segundo lo firmó Volland en una finalización perfecta dentro del área.

Entonces Diego Simeone realizó un cambio de ataque, con la entrada de Thomas Lemar remplazando a Renan Lodi. Así, el dibujo del Atlético pasó a ser 4-2-3-1, con Morata apoyado por Lemar, Ángel Correa y Vitolo, que entró también en el segundo tiempo por Diego Costa.

Ambos laterales fueron arriba cuando cuando el equipo rojiblanco se apoderó de la posesión, dejando a los locales solo con opciones de transición defensa-ataque a la espalda de la defensa del Atlético. Situación que no pudieron llevar a cabo, ya que los tres jugadores de ataque del Atlético por detrás de Morata se impusieron al medio del campo rival, y más aún con la entrada de Héctor Herrera por Correa.

La línea defensiva del Atlético en fase de posesión, que a menudo incluía a Koke (abajo), buscó de manera directa a los atacantes, que a menudo jugaban en profundidad o se asociaban con los laterales. Eso llevó a que el Atlético generara ocasiones de gol, finalizada una de ellas por Álvaro Morata en los últimos minutos. Aún tuvo tiempo el equipo rojiblanco para empatar el partido, pero lo evitó Lukáš Hrádecký con una gran intervención.

Atalanta 1-1 Manchester City

El Manchester City solo pudo sacar un punto de su visita a Italia, con 8 acercamientos a portería –la cifra más baja de esta temporada-, y 6 de ellas en los primeros 45 minutos. Una de las claves ofensivas del City llegó cuando la línea defensiva del Atalanta marcaba agresivamente a los delanteros visitantes y ligeramente a los interiores. Cualquier movimiento hacia el balón –especialmente de los jugadores de ataque- creaba espacios en la defensa italiana por donde poder penetrar.

Kevin De Bruyne mostró su capacidad ofensiva, en un pase a Raheem Sterling que estuvo muy cerca de hacer el 0-2. Momentos después, el internacional belga volvió a convertirse en asistente (abajo), con Sterling moviéndose en corto, atrayendo al central derecho Rafael Toloi para generar una falta al borde del área que acabó en penalti después de golpear el balón en la mano de uno de los jugadores del Atalanta. Gabriel Jesús, sin embargo, erró el lanzamiento.

En la segunda mitad, a pesar de mantener el mismo mecanismo ofensivo, el City tuvo menos ocasiones. Fue, en parte, debido a la reacción del Atalanta, dándole la vuelta al partido y llegando más a la portería rival. Su estructura ofensiva fue el intercambio de posiciones de los 3 jugadores de ataque (abajo), uno cayendo en corto mientras los otros dos buscaban la espalda de la defensa del City. La amplitud proporcionada por los extremos ayudó a estrechar el medio del campo del City para llegar lo más rápido posible a la línea de ataque , con los dos centrales moviéndose también hacia arriba rotando con el doble pivote del medio del campo.

Con la expulsión de Claudio Bravo, que había entrado al campo ante la lesión de Ederson, Kyle Walker fue el encargado de defender la portería Citizen. Una situación que el Atalanta no supo aprovechar creando solo peligro en una acción a balón parado.

Bayern de Múnich 2-0 Olympiacos

El Bayern consiguió su pase a los octavos de final después de su victoria ante Olympiakos. En una semana complicada con la salida de Niko Kovac del banquillo, el equipo local tuvo el control del partido para crear ocasiones ante el bloque bajo en defensa del rival. Aunque los anfitriones jugaron con David Alaba y Javi Martínez como improvisados centrales, Olympiacos apenas tuvo presencia ofensiva debido a su planteamiento defensivo 4-5-1. Por su parte, el Bayern se desarrolló en ataque en un 4-2-3-1, con Leon Goretzka avanzando desde el doble pívote (abajo).

Goretzka se unió a Thomas Müller entre líneas, encontrando el Bayern más facilidades para llegar a la portería contraria en el perfil derecho. Joshua Kimmich quedó entonces como único pívote en el medio del campo, con el lateral derecho Benjamin Pavard en el lado derecho buscando amplitud y profundidad junto a las carreras de Goretzka que generaron superioridades ante el lateral izquierdo del Olympiakos, Konstantinos Tsimikas.

Desde allí, se repitieron las rotaciones entre Pavard, Goretzka o los extremos Serge Gnabry y Kingsley Coman (abajo), quienes se alternaban las bandas. Sin embargo, el lado izquierdo carecía de este apoyo, ya que ni Goretzka ni Müller ofrecieron movimientos similares en este perfil. Esto dejó al lateral Alphonso Davies en un papel más defensivo que su homólogo Pavard. Una vez que los anfitriones comenzaron a ofrecer apoyos a Robert Lewandowski desde ambos perfiles, los extremos del Bayern se convirtieron en una amenaza para atacar los espacios que se abrieron entre los centrales de Olympiacos, centrados en frenar al delantero polaco.

Algo que no pudieron evitar, ya que Lewandowski anotó un nuevo gol, su vigésimo tanto en solo 14 partidos, después de un buen trabajo de Coman en el 1 contra 1. El suplente Ivan Perisic hizo el 2-0 definitivo.

Champions League 2019/2020, Jornada 4

Champions League: Grupo A

Arranca una nueva edición de la Champions League, con el Liverpool defendiendo su corona. Nuestros expertos analizan las posibilidades de cada equipo. Empezamos por el grupo A, donde se encuentra el Real Madrid.

Champions League: Análisis táctico Jornada 4 (Parte 1)

Espectacular primera mitad de la jornada 4 de la Champions League, destacándose la remontada del Borussia de Dortmund ante el Inter y el 4-4 del Chelsea vs Ajax.

Champions League: Grupo D

Un Atlético de Madrid con muchas caras nuevas vuelve a aspirar a lo máximo en la Champions League. Pero la suerte le ha deparado un complicado grupo, con la Juventus de Cristiano Ronaldo como principal rival.